La influencia lunar en las plantas

La fuerza gravitatoria de la luna influye sobre la tierra. Al mismo tiempo que afecta a las subidas y bajadas en las mareas. Esta fuerza gravitacional también influye en las plantas,  desde tiempos antiguos los agricultores observaron que las fases de la luna afecta a la producción de los cultivos, estimulando la rápida germinación o retrasándola. La influencia de las fases de la luna en la productividad y en la calidad de los cultivos se manifiesta a través del ascenso o descenso de la savia.

Imagen

La luz proveniente de la luna, según la intensidad propia de cada fase, interviene en la germinación y crecimiento de las plantas, debido a que los rayos lunares tienen la capacidad de penetrar a través del suelo. Parece ser que debido a esto, el plenilunio provoca el crecimiento en altura de las plantas, y la luna menguante y nueva concentra la savia en las partes subterráneas. Por estos motivos la influencia de la luna interviene en la fotosíntesis y en la germinación.

Imagen

Cómo identificar los estados de la luna

La luna que vemos en el  cielo  cambia en dos aspectos: La altura y la forma

1º.—Ascendente o descendente.-Cambia la altura porque asciende o desciende. Para saber en cual de las dos situaciones se encuentra., la observamos con respecto a una referencia fija que puede ser nuestra casa. Al día siguiente repetimos la observación un par de horas más tarde y si la vemos más alta, con respecto a la misma referencia, esta en fase ascendente. Esta descendente en caso contrario.

Las fuerzas que ejerce  la luna en la posición ascendente sobre los fluidos (savia), son mayores que en descendentes.

2º.—Fases.—Las cuatro  formas más identificables, que toma la luna son: Luna nueva, cuando esta negra, luna llena cuando esta blanca y redonda, y estadios intermedios en los que “mengua” o crece. Esta en creciente, cuando uniendo las dos puntas se puede formar una D. En caso contrario en el que la luna forma una C, esta en menguante.

 

CARACTERISTICAS GENERALES DE CADA FASE LUNAR

 Luna creciente 

En esta fase la savia va ascendiendo a la parte aérea. Todo lo que sembremos en esta fase crecerá rápido, tendrá un aumento del rendimiento y una mayor hidratación de los tejidos, pero a la vez una menor resistencia a las enfermedades.  Proporcionalmente  crecerán poco  las  raíces y mucho  el follaje.

Luna llena 

Es cuando más savia tienen los tejidos aéreos de las plantas y menos los subterráneos. Se da un crecimiento rápido del follaje y una menor fructificación.

Esta fase lunar, estimula la proliferación de patógenos.

Luna menguante

En esta fase la savia va bajando a  las partes subterráneas,

Aumenta la salud y vitalidad de la planta, retarda el desarrollo vegetativo, pero aumenta la fructificación. Cuanto más cerca de la primavera estemos, este hecho es más notable.

Luna nueva      

No es una etapa muy propicia para actividades que no sean el desherbado de adventicias. Es más aconsejable las tareas de mantenimiento de maquinaria e infraestructuras.

Aunque hay agricultores que aprovechan la falta de luz lunar para remover la tierra, lo cual es buena idea porque así se dificulta la germinación de hierbas adventicias, también el abonado orgánico en la tierra es propicio en este estado lunar (no el abonado líquido)

 

LA  FASE MÁS ADECUADA  PARA CADA ACTIVIDAD EN EL HUERTO

 

RIEGO

Restringir  el riego en creciente y luna llena para que tenga menos crecimiento vegetativo y más flores y frutos

 

REPRODUCCIÓN

Semilla:

Entre creciente y luna llena

Esquejes e injertos:

Entre creciente y plenilunio, en el período de tres días después de la creciente y tres días después de la luna llena, lo que da siete días en los que el índice de pega de los injertos es mayor. Los efectos purificadores del plenilunio (luna llena)  evitan infecciones y favorecen la cicatrización. También en el mejor momento para clavar los esquejes.

Puntualización sobre los injertos:

– Es preferible efectuarlos siempre en luna ascendente en constelación de fuego o  de aire. El injerto en corona se realiza a finales de invierno cuando la savia empieza a subir y los asoman los primeros brotes.. El injerto de escudete se practica en el mes de agosto cuando sube la savia en luna ascendente habiendo regado unos 15 días antes los portainjertos con el fin de que empujen la savia. Se corta el escudete con la corteza y un poco de madera para que la yema no salte.

Puntualización sobre los esquejes:

 

– Es aconsejable cortarlos el último día de la luna ascendente y ponerlos en tierra el primer día de la luna descendente. Los esquejes se cortan preferiblemente en otoño, entre 10 y 15 cm sobre la madera del año en el último día de luna ascendente.

 

SEMBRAR  

En general sembrar entre creciente y luna nueva, las plantas que crecen y fructifican sobre la tierra.

Sembrar en  creciente semillas de germinación rápida.- Maíz, frijol, arroz, hortalizas y abonos verdes. También las plantas que dan  fruto aéreo, excepto aquellas que se puedan espigar o granar a causa del calor.

Semillas de germinación lenta sembrar en menguante.

Sembrar entre menguante y luna nueva las que fructifican bajo tierra y los vegetales de los cuales aprovecharemos las flores, frutos y semillas.

 

REPICAR PLANTULAS

Luna creciente es favorable para repicado de planteles, y en general para plantar. En particular  todo lo que fructifica sobre la superficie de la tierra, como lechuga, tomate, maíz, etc.

En vísperas de cualquier solsticio, ya sea el de verano (21 ó 22 de junio) o el de invierno (21 ó 22 de diciembre), las especies que se planten van a resultar muy sensibles a la subida a flor.

 

ABONAR

Cuando la raíz de un cultivo es profunda, aplicar el abono en la fase lunar cuarto menguante hacia luna nueva, donde los nutrientes serán absorbidos con mayor facilidad; cuando la raíz del cultivo es superficial el mejor momento para abonarlo es la fase de la luna creciente hacia el plenilunio.

Biofertilizantes líquidos: Para la aplicación de los biofertilizantes foliares la fase más recomendada es la luna creciente hacia la llena, donde la máxima eficiencia se concentra en el período pico del plenilunio, ya que la savia fluye dinámicamente por toda la planta, aprovechando mejor los nutrientes, principalmente en de las partes aéreas, como son flores, hojas y frutos. Estas mismas recomendaciones son válidas para la aplicación de preparados húmicos en la forma líquida.

 

PRODUCCIÓN DE ABONO

Siempre se removerá en luna llena o en cuarto menguante para conseguir que quede con una textura mantecosa, desmenuzado, húmedo e incluso con un olor agradable. Si se remueve en luna nueva o en cuarto creciente, conseguimos el efecto contrario.

 

PODAR  

En general se suele recomendar la poda en  luna menguante,  para evitar al máximo la pérdida de savia.

Podas y limpiezas de los árboles:

Entre la fase de luna menguante y la luna nueva, se dá una rápida y mejor cicatrización. Entre la luna nueva y la luna creciente, se estimula el rebrote vegetativo  de los arboles enfermos.

Regular la envergadura:    

Cuando los árboles son pequeños y queremos que tengan un mayor desarrollo vegetativo, entonces se recomienda podarlos en plena luna nueva hasta los tres primeros días de la creciente.

Fructificacion:         

Cuando son muy vigorosos y queremos frenar su desarrollo para estimular la fructificación, se recomienda podarlos en luna llena o cuarto menguante. En plantas normales podar en creciente favorece en general el  rendimiento productivo

Todo lo podado en menguante crece  lentamente. Las ramas sarmientos y cañas cortadas en esta fase, son más resistentes.

Podas de formación:        

Hacerlas en plena luna nueva, para evitar una exagerada producción de ramas chuponas.

Imagen

 

 

RECOLECCIÓN

Hojas y Flores:  

Para consumo inmediato, entre creciente y plenilunio.

Si son para conservar,  entre menguante y luna nueva.

Semillas y frutos medicinales:

Cosechados como medicinales, para conservar, se recomienda la luna menguante hacia la luna nueva

Para el consumo inmediato después de la cosecha se recomienda hacerlo entre  luna llena y el primer cuarto creciente.

Cosechar semillas:

Entre la luna menguante y luna nueva

Puntualizaciones:

– Muchas de las cosechas se conservarían mucho mejor si tenemos en cuenta la luna y otros signos estelares. A modo general podemos decir por ejemplo que se consiguen mejores resultados cosechando en luna ascendente las hortalizas que crecen por encima del suelo y en luna descendente para los que crecen por debajo tierra como las raíces, patatas, boniatos, rabanitos, nabos, etc., evitando siempre el mal tiempo.

– Las frutas y verduras que por lo general no se conservan tan bien se estropearán menos si no son cosechadas en los signos y cosntelaciones de agua.

– Los frutos cosechados en luna ascendente es más jugoso y rico en energía y si se recolectan en luna ascendente el proceso de maduración se acelerará más.

– Las frutas como fresas, frambuesas, albaricoques, ciruelas, cerezas o melocotones es preferible recolectarlos en luna creciente y ascendente y por la noche.

– Las calabazas y calabacines es preferible recolectarlos en luna creciente, especialmente si las queremos conservar naturales en la despensa para el invierno

– Las plantas de raíz es preferible recolectarlas en luna menguante a excepción de los ajos, cebollas y escalonias que prefieren la luna creciente.

– Con respecto al momento cabe destacar que la primera hora del día es la más recomendable en casi todas las cosechas.

                 

ELIMINAR HIERBAS ADVENTICIAS

Si la labor que deseamos realizar es la de limpieza de hierbas competentes lo haremos mejor a partir de la luna llena, es decir cuando la luna empiece a menguar preferiblemente a partir de la media luna menguante. Así mismo si se desea labrar y evitar la germinación de hierbas silvestres será preferible realizar tal labor en las noches sin luna, ya que la luz desencadena el proceso de germinación.

Para escardar en tiempo húmedo la tierra a mano con azada: en luna menguante y por la mañana.

Para escardar en tiempo seco la tierra a mano con azada: en luna creciente y por la tarde.

 

DÍAS A EVITAR EL LABOREO EN EL HUERTO

Se dice que hay varios días en que el trabajo con la tierra y las plantas no es conveniente.

Apogeo:  Cuando la luna está más alejada de nosotros

Perigeo: Cuando la luna está más cerca de nosotros

Nodos lunares: 2 ó 3 días al mes en los que la luna corta el plano de rotación de la tierra alrededor del sol.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Horticultura ecológica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s